Consultas

 

Email: info@astrologiatradicional.com

Whatsapp: +56 993020485

Síguenos

 

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • YouTube Social  Icon

 Pablo Ianiszewski © 2013 - 2019


La práctica totalidad de las personas, exceptuando a los niños pequeños, se halla en pleno conocimiento de su respectivo signo solar. La pregunta habitual —¿cuál es tu signo zodiacal?— pareciera resumir en buenas cuentas el objeto de estudio de la ciencia astrológica. Sin embargo tal enfoque no constituye más que una burda simplificación. La Astrología considera el signo solar, esto es, la posición del sol en el momento del nacimiento respecto a los puntos eclípticos de las cuatro estaciones, como un dato marginal en comparación con la enorme cantidad de información que se calcula e interpreta en una carta astral. Incluso la relativamente conocida figura natal, con todas las posiciones planetarias, estelares y zodiacales más sus respectivas relaciones, no es sino un aspecto parcial de las numerosas posibilidades descriptivas y predictivas que posee la Astrología en su totalidad.



No es fácil transmitir en unos pocos párrafos la vastedad de alcances que se derivan del conocimiento de los ciclos estelares. Pero acordemos que el campo de lo astrológico va mucho más lejos de lo que el lego supone, incluso más allá de lo conocido por aquellos que han mantenido contacto frecuente con algún practicante de esta ciencia. Lo común es asociar la Astrología al cálculo natal de las posiciones celestes, de manera que la carta astral refleja gráficamente la situación del cielo en el lugar, fecha y hora exacta a la que nace una persona. Sin embargo esto constituye sólo un tipo de aproximación, conocida como enfoque Natal, hoy en día la más popular de todas las formas de Astrología.

¿Para qué sirve la Astrología?

A la Astrología Natal, encargada de profundizar en el carácter, la constitución y el destino general de una persona, se suman una enorme gama de posibilidades entre las que podemos destacar:

 

La Astrología Horaria, rama adivinatoria que permite efectuar oráculos sobre cualquier suceso oculto o desconocido, pudiendo predecir éxitos o fracasos en todo tipo de asuntos, pronosticar desarrollos y desenlaces, encontrar objetos perdidos, responder a preguntas concretas, tomar decisiones y vaticinar lo venidero en el corto plazo. 

La Astrología Electiva, que permite escoger los momentos astrológicamente propicios para dar inicio a cualquier clase de empresa con éxito, desde un matrimonio, un largo viaje, la inauguración de un negocio, la firma de un contrato, un cambio de casa, el envío de correspondencia importante, la construcción de un edificio, etcétera.

 

La Astrología Médica, que combina la rama Natal con la rama Horaria para determinar la constitución física, pronosticar periodos de propensión a la enfermedad, encontrar sus orígenes, orientar a la persona en su proceso de curación, determinar las pautas alimenticias y regímenes de vida más adecuados al temperamento, así como establecer la duración de la vida.

La Sinastría, que analiza el nivel de compatibilidad en la relación de dos personas, permitiendo entender las pautas que favorecerán o dificultarán dicha relación a lo largo del tiempo. El estudio de sinastría puede aplicarse tanto a las relaciones amorosas como a las laborales y familiares. 



La Astrología Mundana, que observa los ciclos astrales en relación a ciudades y países para realizar predicciones sobre la administración política de una nación, el ascenso y caída de los gobiernos, revoluciones y movimientos sociales, conflictos bélicos, períodos de auge o de crisis económica, desastres naturales, etcétera.

 

La Astrología Predictiva, subdivisión técnica de la rama Natal que calcula firdarias, profecciones, direcciones, progresiones, revoluciones e ingresos para cualquier momento del pasado, presente o futuro, a fin de realizar juicios predictivos, advirtiendo sobre oportunidades de desarrollo y peligros para períodos de tiempo específicos.

 

La Astrometeorología y la Astrología Hortícola, una de las formas más antiguas del arte astrológico, encargada de dilucidar los cambios del clima y las épocas idóneas para la siembra y la cosecha, con el fin de asegurar la disponibilidad de los cultivos esenciales para la sobrevivencia humana.

La Magia Astrológica, que empleando las correspondencias de la tradición Hermética elabora talismanes en el día y minuto más propicio para influir sobre el alma y la naturaleza, permitiendo establecer un puente entre el arquetipo divino, los influjos astrales y la situación personal con diversos fines prácticos.



Existen otros subtipos de Astrología con aplicaciones judiciales, financieras y políticas que sería tedioso de enumerar, pero como puede advertirse, las posibilidades de la Astrología abarcan la práctica totalidad de la existencia de los individuos, grupos e instituciones. Desgraciadamente la propaganda negra que muchos cientificistas y detractores han difundido, junto al descrédito propiciado por la irresponsable liviandad de la "astrología pop", han terminado por extender un manto de prejuicio y desconocimiento sobre el tema, haciendo que un saber antiquísimo resulte actualmente toda una novedad.

 

Pese a lo poco que se sabe de ella, la Astrología puede prestar un enorme servicio a personas, parejas, familias, negocios e instituciones, por lo que es nuestra intención difundir y promover sus múltiples posibilidades con el fin de acercar esta poderosa herramienta al público en general. Creemos que es importante para nuestra sociedad actual recobrar el contacto con los ciclos sagrados del tiempo conservados en la mecánica celeste, develados por la interpretación que de la misma realiza el astrólogo. En ello vemos una manera inteligente de sanar esa profunda desconexión con el cosmos que padecemos. Ese contacto íntimo, tan habitual para los pueblos antiguos, nos resulta del todo desconocido y extraño a causa de la gran alienación en que vivimos. En Astrologium sostenemos que volver a observar los cielos y comprender el sentido arquetípico de los mismos puede devolvernos al camino del recuerdo espiritual, pues insistir únicamente en el desarrollo tecnológico y económico devasta no sólo a la madre naturaleza, sino que también al alma humana.



En lo concreto, la Astrología puede ser de ayuda tanto para aquellos que desean resolver un asunto complejo en algún aspecto de su vida como para aquellos que deben tomar una decisión importante o iniciar un proyecto cualquiera, para los que buscan conocerse más a si mismos como para aquellos que necesitan develar lo que depara el futuro en períodos de tiempo específicos y claramente delimitados. Pero también puede ayudarnos a conectar con lo sagrado, reintegrándonos al orden cósmico para otorgar sentido y profundidad a un estilo de vida que tiende a olvidar lo realmente importante para la verdadera felicidad: la genuina realización del alma al abrazar su propio destino.